Las mejores escapadas en coche cerca de Barcelona

¿Estás harto de los destinos de “playa o montaña”? ¿Estás cansado de vacaciones exclusivamente para descansar, sin ningún otro objetivo que comer y dormir? Hoy te proponemos un plan diferente; una escapada a un destino cerca de Barcelona que te aportará algo más que simple descanso y desconexión.

Muchas veces los pueblos cercanos a una gran área metropolitana son los grandes desconocidos puesto que todo el interés turístico lo arrastra la gran ciudad donde se aglutinan todo tipo de incentivos atractivos (arte, ocio, gastronomía, cultura…). Pero, en ocasiones, hay pequeñas joyas que requieren y merecen una visita. Si quieres encontrarte uno de estos enclaves inigualables y hacer turismo en los alrededores de Barcelona tienes cita con la espectacularidad de Santa Coloma de Cervelló y su Colonia Guell.

Esta es una de las excursiones que no te puedes perder. Una visita apropiada para ver en un día. Desde Barcelona llegas pronto si dispones de coche. Si no tienes vehículo propio, lo mejor -por comodidad y precio- es que a través de internet accedas a alguna página web de alquiler de coches en Barcelona. Disponer de vehículo te da facilidad y flexibilidad en esta escapada.

La Colonia Güell es un referente en el estudio de la arquitectura de Gaudí puesto que se trata de uno de los ejemplos modernistas con mayor atractivo turístico e importancia de Cataluña. Es más, la cripta de la iglesia es considerada como la precursora de la Sagrada Familia de Barcelona.

Esta colonia obrera comenzó a idearse y crearse en 1890 a iniciativa de Eusebi Güell, donde este empresario textil (y mecenas cultural) decidió trasladar su industria desde Sants. Por ello, Güell  precisaba de un recinto de las condiciones del creado por Gaudí en Santa Coloma de Cervelló; este espacio debía procurar e incluir la última tecnología de la época para sus fábricas y ciertas mejoras sociales para los trabajadores como viviendas, hospital, cooperativa, comercios, escuelas, fonda, teatros y capilla.

La desgracia quiso que tras proyectarse tan ambicioso proyecto, Eusebi Güell falleciera sin auspiciar la creación de la totalidad. Personalmente Gaudí solo se encargó de diseñar la iglesia, de la que únicamente se construyó la cripta.

La Colonia Güell está considerada uno de los más destacados ejemplos del arte de Gaudí en su época de plenitud artística. Pertenece a su etapa naturalista, transcurrida en la primera década del siglo XX. Esta etapa se nutre de inspiración en las formas orgánicas de la naturaleza para sus creaciones.

La belleza y la riqueza patrimonial de este conjunto histórico provocó que en 1991 la Colonia Güell fuera declarada “Bien de Interés Cultural”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*