Viajar con o sin coche: una decisión clave para mochileros y aventureros

Viajar en coche con niños

Una de las claves a la hora de elegir cómo planificar nuestro viaje está en si aventurarnos a ir por libre o bien apostar por un transporte en coche. Y aunque pueda parecer una decisión no tan trascendental, en realidad sí que lo es por los siguientes motivos. Vamos a analizar los pros y las contras de viajar con coche o sin él.

A favor de viajar con coche

La principal ventaja es que no hay límites para tus traslados, marcar rutas y ver todo lo que esté a tu alcance para visitar. Debes pensar que llevar coche no impide que puedas emprender alguna ruta a pie o que continúes alguna visita donde en cierto momento se hace intransitable para ir a cuatro ruedas, para lo que tienes que contar con Seguros de coche. Debes pensar que el coche te acerca adonde quieras, pero puedes dejarlo en el lugar que elijas para continuar la aventura a pie, en bici o en cualquier otro medio de transporte.

Los horarios es la otra gran ventaja. No dependerás de nadie ni de nada para planificar tus excursiones, visitas… Ten en cuenta que en muchas vacaciones, en el hotel te ofrecerán excursiones y visitas guiadas que de inicio suenan muy bien para el turista. Pero pronto descubrirás que tienen unos horarios muy cerrados donde normalmente se da mucha preferencia al madrugador, que es el perfil del turista extranjero. Es complicado que encuentres una excursión que comience más tarde de las 9 de la mañana. Además, después, verás que en las visitas el guía te traslada a toda prisa, sin apenas tiempo para disfrutar de paisajes, tomar fotos o comer en algún lugar que se te antoje. Suelen imponer el restaurante y los horarios de parada, descanso, comida y visitas.

La comodidad es la tercera ventaja de viajar en tu propio coche: se acabó que una familia habladora o con muchos niños te agüen el día. Puedes poner el aire acondicionado a tu aire, nunca mejor dicho, elegir la música que más te guste y dormir hasta la hora que quieras para, aunque aproveches el día, descanses con más horas de sueño.

A favor de viajar sin coche

Los costes se disparan, claro. Tener que llenar el tanque de gasolina para ir hasta el lugar de destino, más los desplazamientos por la zona del hotel y alrededores te supondrán un gasto extra.

Debes tener un buen seguro de coche para no llevarte sustos en el viaje, ya que es el peor momento para que te des cuenta de que deberías haber invertido en más dinero para que la póliza te cubriera más averías, imprevistos o cualquier otro problema derivado del vehículo. Imagina tener que cambiar tú una rueda, buscar desesperadamente un taller o requerir ayuda técnica en el extranjero o en lugares donde no comprendan bien tus necesidades.

Las visitas: un tercer problema es que si vas por tu cuenta, puede que no hayas recabado suficiente información como para hacer un buen viaje, visitar todos los lugares de interés de la zona o descubrir la típica joya que sólo un guía te hará conocer. Si tienes alguna que otra duda con seguros coche lo más conveniente es enterarte antes de las condiciones, eso sí.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*