Consejos para disfrutar al máximo la experiencia en el Eurotunel

Antes de comprar el billete de tren a Londres que te sumerja en la experiencia sin igual que supone cruzar el Eurotunel, te ofrecemos unas propuestas que harán de este plan, un viaje inolvidable.

Image: sandaya.es

Comienza la aventura en París…

…O en Lyon, Marsella, Barcelona, Toulouse… La misma red de trenes que te llevarán de Francia a Inglaterra en apenas 2 horas y 20 minutos desde la capital francesa, destaca por una excelente conexión con el sur de Francia y el resto de Europa, pudiendo viajar por Francia en tren y llegar hasta diferentes ciudades de España y Europa; ¿por qué desaprovecharla?

Nosotros te proponemos la ciudad de la luz por su innegable encanto y por no perder la oportunidad de apreciar sus afamados anocheceres, sus coquetos cafés y sus impresionantes vistas.

Para esto último, te recomendamos que aunque no pierdas la oportunidad de subir los 1665 escalones de “la dama grande” (como los parisinos conocen a su famosa torre), te centres en las vistas que ofrece la ciudad desde la Tour Montparnasse cuando comienza a caer el sol. ¿El motivo de esta recomendación? Obviamente desde la Torre Eiffel no puedes apreciar las vistas de la propia Torre Eiffel.

…Continúa con parada en Lille

Entre París y Londres aún nos queda una ciudad de la que conviene no apartar la mirada. Ciudad eminentemente universitaria y en constante desarrollo, Lille se descubre como el cruce de caminos perfecto entre la capital europea, la británica y la francesa.

Este alto en el camino se justifica por panorámicas como las que ofrece su Gran Plaza, cuya heterogeneidad arquitectónica te transportará a distintas épocas gracias a la monumentalidad presente en cada uno de sus edificios.

Otros espacios como su sorprendente catedral gótica, cuya fachada parece abruptamente interrumpida, o su ciudadela, postergarán el momento en el que desees partir rumbo a Inglaterra.

… y disfruta del embarque en Calais

La gran puerta de entrada al Eurotunel es mucho más que el puerto de embarque hacia Inglaterra. Dominando el canal de la Mancha encontramos una dinámica ciudad de la que apreciar su pasado medieval y su indudable futuro como ciudad contemporánea.

No debemos perder la oportunidad de admirar la escultura que el gran maestro Rodín plasmó frente al ayuntamiento, ni realizar compras en alguno de sus numerosos centros comerciales, ya que, a pesar de que el trayecto que cruza el paso desde Coquelles hasta Folkerstone apenas dura 35 minutos, al llegar a la costa inglesa notarás el aumento de tarifas.

Piérdete en los acantilados de Dover

Poco te tenemos que contar que no conozcas ya de lo que te vas a encontrar en Londres. El Big Ben, Tower Bridge, la Catedral de San Pablo, Picadilly Circus… dinámicos y encantadores barrios como Notting Hill, Greenwich Village, Camden… museos como la National Gallery, el Museo Británico , la Tate Modern… Los planes son infinitos en la metrópoli inglesa y todos altamente recomendables.

Por ello, nuestra recomendación es que emprendas el viaje de vuelta desde la misma costa de Dover para que, antes de despedirte de “la pérfida Albión”, tengas una imagen de su otra cara, la más rural y natural, perfectamente representada por los enormes acantilados de mágico color blanco que flanquean la costa que saluda a Francia cara a cara.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*