Las maravillas de Barcelona

Apartamento Barcelona

España es un país que vive, en gran medida, de la economía que mueve el sector turístico y, por suerte, hay unos cuantos lugares que resultan de lo más atractivos para los extranjeros. Tanto es así que el pasado año 2016 el país volvió a batir su propio récord histórico en cuanto a la llegada de turistas de fuera del país se refiere. En total, se registraron más de 75,3 millones de visitantes, lo que supone un aumento de 7,2 millones si se compara con el año inmediatamente anterior. Una de las comunidades autónomas que más llaman la atención es Cataluña y, especialmente, la ciudad condal. Barcelona tiene mucho que ofrecer en cultura, arte, paisajes, historia y ocio. Y nada mejor que disfrutar de todo ello en algunos de los apartamentos de lujo en la playa de Barcelona, como los que se pueden encontrar en la web de Lugaris.com. Aquellos indecisos que aún no tengan claro si Barcelona debería o no ser su próximo destino tienen aquí un resumen de algunas de las maravillas con las que cuenta la ciudad y que siempre enamora a aquellos que tienen la suerte de estar allí.

  1. La Barceloneta. Se trata de un antiguo barrio marinero y obrero. Hoy en día es una de las zonas que cuentan con más playas de la ciudad. Y es que en Barcelona una de las cosas que más llaman la atención es que tienen un poco de todo (montaña y playa) Y las playas tienen un recorrido de más de 4,5 kilómetros por lo que se puede pasar un rato más que agradable sólo con pasar por allí y recorrer sus calles. De lo que más llama la atención de este lugar son sus casas y, cómo no, su variada y exquisita oferta gastronómica.
  2. La Sagrada Familia. Pese a que se trata de la eterna obra inacabada del arquitecto español Antoni Gaudí, no se puede negar que representa todo un símbolo identificativo para la ciudad. El artista le dedicó 40 años de su vida a este lugar y él mismo fue enterrado debajo. Se trata de una obra modernista que no deja indiferente a nadie y donde conviene pasar un rato largo para poder apreciar todos sus matices (tanto los de dentro como los de fuera) Esta basílica comenzó a construirse en el año 1882, sólo con eso ya se puede uno hacer una idea de las dimensiones que alcanza la obra que, a día de hoy, aún requiere de mucho trabajo por delante. Se encuentra ubicada en el distrito del Ensanche.
  3. El Parque Güell. Este lugar lleva el apellido de quien fuera conde, político e industrial español y, además, un importante mecenas del mencionado Gaudí. Precisamente a éste le encargó un proyecto que consistía en una urbanización que estuviera destinada a las familias más adineradas de la ciudad. Tal fue la exclusividad de la que dotó al complejo Gaudí que el proyecto no terminó de acabarse y se abandonó en el año 1914. Antes de que eso sucediera dio tiempo a levantar dos casas señoriales (una para Güell y, otra, para el mismo Gaudí) Cuando murió el conde el mismo ayuntamiento de la ciudad decidió adquirirlo y dejarlo abierto como parque municipal.
  4. El Barrio Gótico. Una de las cosas más increíbles de la ciudad es que, además de estar plagadas de museos también, simplemente, por recorrer sus calles se pueden descubrir rincones únicos y zonas con mucho encanto, como es el caso de este barrio que muestra la Barcelona medieval, con un buen número de calles que, más bien, parecen un laberinto en su conjunto y donde se puede encontrar la misma catedral de la ciudad.
  5. El Monte Tibidabo. A este lugar también se le conoce por el nombre de Montaña Mágica y merece la pena subir hasta allí sólo por poder gozar de una de las mejores panorámicas de toda la ciudad. Por si fuera poco, allí arriba también se puede disfrutar de un parque de atracciones (que es el más antiguo de España), del Observatorio Fabra, de una ermita primitiva, de la Torre de Collserola y de un templo neogótico, el Sagrado Corazón.
  6. El Paseo de Gracia. Se trata de una de las principales calles comerciales que tiene la ciudad y, aunque esto es algo que llama la atención, lo que a ninguno se le escapa es que cuenta con algunos de los edificios modernistas más destacados de la ciudad condal. Uno de ellos es la Casa Batlló (nuevamente, de Gaudí) a la que se suma otra obra del famoso arquitecto, como es la Pedrera.
  7. Montjüic. Hablamos de la montaña que resurgió con los Juegos Olímpicos que tuvieron lugar en la ciudad en el año 1992 y donde se pueden ver: la Fuente Mágica o el Anillo Olímpico. Además, en este lugar se encuentra el Castillo de Montjüic y también el Pueblo Español (un lugar que fue ideado para llevar a cabo una exposición que mostrara los diferentes estilos de arquitectura que se encontraban en toda España). En el fondo es como una pequeña ciudad, con sus calles, sus comercios y sus artesanos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*