Alquilar palacios, castillos y casas señoriales es posible y a un precio razonable

En España existen más de 16.000 inmuebles inscritos en el Registro de Bienes de Interés Cultural, que por sus características han pasado a formar parte del patrimonio histórico del país. Aproximadamente 600 son antiguos palacios o casas señoriales cuyos propietarios afrontan un complicado reto: compaginar su necesaria conservación con una explotación sostenible que permita rentabilizar los inmuebles para convertirlos en un activo productivo.

Castillos (Foto Lançois Doval)

> Los propietarios de casas singulares como palacios, castillos o casas señoriales, ven en el alquiler puntual una forma de rentabilizar su patrimonio, o conseguir recursos para el manteniendo de este tipo de fincas.
> Estas propiedades que se alquilan para rodajes, celebraciones, eventos de empresa o bodas, suponen para el propietario ingresos a partir de 2.500 euros diarios.

Según explican desde Lançois Doval, especializada en la gestión de patrimonios singulares, una de las formas que le permiten al propietario rentabilizar su propiedad es el alquiler, ya sea éste para un rodaje, un evento de empresa o bien una boda. La demanda de palacios o casas señoriales disponibles para este tipo de eventos o celebraciones ha ido en aumento en los últimos años, y es más, los precios por el alquiler de un día oscilan a partir de los 2.500 euros.

Si bien a diferencia del mercado inmobiliario tradicional, el número de inmuebles de este tipo que existen es limitado por naturaleza, lo cierto es que las propiedades singulares españolas han sido testigos a lo largo del último siglo de multitud de grandes celebraciones (bodas únicas, ceremonias públicas, eventos multitudinarios…) y también de numerosos rodajes de éxitos cinematográficos.

El mundo del celuloide, sobre todo el hollywoodiense, ha tenido siempre una simpatía especial por los parajes ibéricos y ello ha permitido que casas emblemáticas y monumentos por todos conocidos hayan quedado inmortalizados en cintas como ‘El nombre de la rosa’ o las apasionantes investigaciones llevadas a cabo por Guillermo de Baskerville, que tuvieron como escenario el Castillo de Molina de Aragón (que a pesar de su denominación se encuentra en Guadalajara).

Almería y el sureste peninsular por su parte han emulado en numerosas ocasiones las llanuras del Medio Oeste norteamericano, dejándonos títulos como ‘Por un puñado de dólares’. Asimismo, palacios y casas señoriales son localizaciones deseadas por particulares y empresas, donde poder celebrar desde una presentación de producto, un evento empresarial, o una boda o celebración familiar inolvidable. En principio cualquier propiedad singular es candidata a ser utilizada como localización para localizaciones y eventos dependiendo de los requisitos solicitados.

Como ejemplo de lo expuesto destaca esta casa palaciega actualmente en venta en Sepúlveda (Segovia) que ofrece un ambiente excepcional tanto para los rodajes históricos como para los eventos más importantes. Construida en el s. XVI y poseedora de un estado de conservación verdaderamente notable, la inversión en esta propiedad presenta una rentabilidad potencial claramente por encima de su precio de mercado, lo que la convierte en una compra muy interesante para cualquier inversor que desee participar en un sector profundamente diversificado. No en vano, el interior del palacete está habilitado para albergar a 250 personas, abriendo la puerta a su utilización como sala de banquetes.


(Fuente y más información: Lançois Doval)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*