Qué hacer durante un viaje en La Habana, Cuba

La Habana es uno de los destinos turísticos más popular debido a que tiene mucho que ofrecer, lugares de ocio, playas, mucha historia, cultura, una gran gastronomía y mucha música en vivo.

Cuba es un país que tiene mucho que ofrecer para todos sus visitantes, pero su capital, La Habana, es un lugar mágico que termina enamorando a todas las personas que se animan a visitarla. Al ser la capital y la ciudad más grande del país, en ella se sitúan las principales instituciones gubernamentales, universidad, museos y muchos lugares de ocio.

Sin duda alguna es un gran lugar para disfrutar de la gran gastronomía de cuba y su cultura musical, conviviendo con sus calados habitantes. Lo cierto es que hay mucho por hacer tanto de día como de noche, ya que la vida nocturna de la ciudad no se hace esperar e invita a cualquier persona a divertirse y disfrutar del momento.

Si se está pensando en hacer un viaje a Cuba se puede hacer una breve investigación en TripAdvisor para encontrar algunos de los principales lugares atractivos para los clientes, sin embargo, en este artículo daremos algunas recomendaciones para vivir las mejores vacaciones en La Habana.

Qué hacer durante un viaje a La Habana para tener las mejores vacaciones

Si se quiere disfrutar de un viaje en el que se incluyan los mayores lugares de interés para los turistas, recomendamos contar con los servicios que presta Strawberry Tours para permitir facilitar la planificación de las rutas y los lugares que se conocerán al llegar a la ciudad.

Una de las primeras cosas que se tienen que hacer llegando a la ciudad es pasear por el Malecón y caminar tranquilamente por un rato. El Malecón tiene una longitud de 8 kilómetros de distancia y va desde Miramar hasta Habana Vieja. Este es un de los tramos más visitados y desde ahí se puede disfrutar de una vista al Castillo del Morro.

Dejarse rodear por los ambientes cotidianos y la vida local es la mejor forma de conocer la cultura de Cuba y para hacerlo basta con visitar el Centro Habana, junto a la Habana Vieja. Los edificios de la zona comparten la misma arquitectura que los que se pueden ver en Habana Vieja, solo que en esta zona de la ciudad son más altos y la mayoría de ellos no han pasado por trabajos de restauración.

Bajando del avión, si se toma el camión, se podrá ver el Parque de la Fraternidad, desde donde se puede ver uno de los costados del Capitolio Nacional, un icono de la Habana. Este edificio se construyó en 1929 y su apariencia imita al edificio de los Estados Unidos. Se encuentra abierto a todo el público.

Aquellas personas que disfruten de visitar los museos para conocer la historia de un lugar tendrán que visitar el Museo Nacional de Bellas Artes que se encuentra al otro lado del Parque Central, enfrente del Hotel Inglaterra y el Gran Teatro de la Habana.  Si se quedan con ganas de ver más, el Museo Asturiano, que tiene obras más universales, con más de 45 mil obras y presumiendo una de las colecciones más grandes de Latinoamérica también es una buena opción. Para conocer la historia del país el Museo de la Revolución tiene toda la información.

La plaza de la Revolución que presume un alto Memorial a José Martí en el centro, es otro de los principales lugares que se tienen que ver al visitar La Habana. Está es una de las piezas públicas más grandes de todo el mundo.

Por su parte, la Universidad de la Habana también es digna de verse y de maravillarse con ella. Es bastante impresionante y hermosa. Muchas personas no la toman en cuenta durante su visita a la Ciudad, pero sin duda alguna vale la pena visitarla y tomarle algunas fotos para el recuerdo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*