Turismo en Malta: 5 cosas que ver y que hacer, vía @atrapalo

Estratégicamente situada en el Mediterráneo, Malta abarca naturaleza y cultura al alcance de cualquiera. Sus playas y calas son perfectas para los que les gusta relajarse bajo el sol; sus templos, ciudades amuralladas y acantilados harán trasladarse en el tiempo al que los visite.

Estos, son los lugares imprescindibles que no te debes perder si vas allí.

1. Visitar las ciudades medievales de La Valleta, Mdina y Rabat (o donde se reprodujo Desembarco del Rey en Juego de Tronos).

Malta (Foto Atrápalo)

Valletta, Patrimonio Mundial de la UNESCO, es la capital de Malta. Una pequeña ciudad de callejuelas empinadas y con encanto, que se puede recorrer a pie perfectamente en una mañana. No te vayas de allí sin visitar el Fuerte de St. Elmo, el Palacio del Gran Maestre, la Concatedral de San Juan en cuyo interior se halla la famosa obra de Caravaggio La decapitación de San Juan Bautista, la Catedral Anglicana de San Paul y el Puerto de La Valleta. Las vecinas Mdina y Rabat son dos lugares legendarios de Malta donde se mezcla la arquitectura medieval y barroca.

Mdina fue la primera capital del país aunque un terremoto en 1633 lo destruyó todo. Es de esa época de cuando datan las construcciones barrocas como sus palacios (Vilhena y Falson) y sus conventos, como el Carmelita. Y todo bajo el influjo y el apadrinamiento económico de la gran orden de Caballeros de la Orden de Malta, una de las pocas órdenes nacidas en la Edad Media que está todavía en activo.

Rabat es famosa por las catacumbas de Santa Agata y San Pablo y la Gruta de San Pablo (se cree que aquí vivió el apóstol tras un naufragio) y es igual de bonita que la anterior. Ambas se pueden visitar el mismo día, una por la mañana y la otra por noche. Si lo prefieres también te puedes quedar a dormir, que dormir en una ciudad medieval siempre mola.

 

2. Ir a Gozo

Ventana Azul

Es la segunda isla más grande de Malta y la más fértil, ya que el 80% de los productos agrícolas que se generan en este país provienen de allí. Los ferrys para poder llegar allí salen de Cirkewwa y el precio por persona es de 4.65 euros (ida y vuelta). Aquellos que hayan alquilado un coche también pueden llevárselo a Gozo para recorrer esta diminuta isla con más comodidad ya que los ferrys están adaptados para vehículos.

Es conocida por la Ventana Azul, un imponente arco de roca tallado por el viento y el mar de 20 metros de altura. Una vez allí es recomendable ver el llamado Mar Interior, una especie de laguna que está conectada con el mar a través de una estrecha cueva entre los acantilados. Cuenta con un embarcadero desde donde se hacen rutas turísticas en barcas por la zona y se puede divisar la Ventana Azul desde una perspectiva diferente. Antes de irte puedes visitar Victoria, y especialmente su ciudadela, desde la que se pueden contemplar impresionantes vistas de la isla. En cualquiera de los bares que rodean la plaza principal de Victoria, llamada It-Tokk, se puede degustar un plato típico, el pastizzi, una empanadilla local rellena de un delicioso queso ricota o bien de guisantes.

 

3. También a Comino

Blue Lagon

Desde el mismo puerto de donde parten los ferrys para Gozo también los hay que se dirigen a Comino, la más pequeña de las tres islas principales de Malta. Está situada entre Gozo y Malta y es un sitio perfecto para desconectar: por sus 3,5 kilómetros cuadrados no pasan coches ni existen zonas urbanas (tan sólo hay un hotel que está abierto en temporada alta).

La Laguna Azul es el emblema de esta diminuta isla: un lugar de arena blanca y aguas cristalinas. En ella, además de la famosa laguna se encuentran las playas más exóticas, de aguas pacificas y transparentes.

 

4. Blue Grotto

Blue Grotto

Son un grupo de cavernas situadas en la costa sur de de Malta, al oeste del puerto Wied iz-Żurrieq, cerca del pueblo de Zurrieq, a unos 13 kilómetros de distancia de Valletta. Se puede llegar utilizando el transporte público. El autobús que lleva hasta Blue Grotto es el número 201, que sale desde el aeropuerto. Las cuevas se pueden visitar en barco y los billetes se compran allí mismo. Ojo, no hay cajeros por lo que lo mejor es ir con dinero en efectivo.

 

5. Ir al mercadillo de pescado de Marsaxlokk

Marsaxlokk

Apúntatelo. Se celebra a cabo todos los domingos por la mañana, así que si estás por Malta un domingo por la mañana, acércate allí. Vale la pena y es uno de los mejores sitios para probar el marisco en Malta. Ni el precio ni la calidad del pescado y del marisco es comparable con los ofrecidos en otros puntos de la isla.



Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*