Hacer turismo rural: la forma alternativa de pasar un veraneo de descanso real

Goiena_Vizcaya_escapadarural

Llega el verano y sin duda que la mayoría de los españoles prefieren olvidar la vieja y tradicional forma de hacer turismo. Hablamos de cargar el coche hasta arriba con las esterillas, las sillas de playa y el resto de arsenal para la guerra de hacerse con un hueco en la arena entre miles de familias con los que codearse en apenas unos metros cuadrados de la costa nacional. Quitando a los que prefieren perderse por calas de ensueño en algún lugar de la costa mediterránea, ya sea en la península o en las islas Baleares, la mayoría de los veraneantes se las verán con otros vacacionistas en lugares demasiado masificados para un adecuado descanso.

Por eso muchos jóvenes, pero no sólo ellos, han cambiado el chip y prefieren otra forma alternativa de hacer turismo, dejando la visita a las playas para mejores ocasiones, en las que la temporada no es alta y se puede disfrutar del mar en ocasiones menos masificadas y con un calor excesivo. Por ejemplo, se puede cargar el coche con apenas unas pocas maletas y bultos y echarse a la carretera para perderse por los rincones más frescos de la geografía nacional.

Perderse por pequeñas poblaciones de provincias y encontrar precios menos exagerados que un hotel de playa de toda la vida es sin duda otro de los alicientes de esta forma de entender el turismo, además de ser más eficiente y en equilibrio con nuestro planeta, menos contaminante y más amable con la naturaleza. Por no hablar de lo bueno que es cortar con el calor de muchos puntos de la costa y buscar el frescor de los pueblos de España.

Los alojamientos y casas rurales en España ofrecen todo tipo de precios, lujos y clasificaciones de alojamiento. Desde casa compartida en medio del monte con jardín, piscina individual y otros lujos privados, a una casa para dos o en familia reducida, con un precio más ajustado. También dispones de hoteles rurales que te permiten alquilar sólo una habitación y disfrutar de los habituales servicios de hotel: desayunos, comidas, cenas, servicio de habitaciones, lavandería… Además, puedes encontrar casas rurales con excursiones organizadas y aventuras en la naturaleza para de verdad quitarte el estrés de todo un año de trabajo al tiempo que te refrescas en rincones llenos de árboles y un buen hueco frente al río.



Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*