Turismo de lujo por los pueblos más bonitos de España

En pequeños y tradicionales pueblos de España también se pueden pasar unas vacaciones a todo lujo. Además de su patrimonio, historia e indiscutible encanto, los municipios de la Asociación Los Pueblos más Bonitos de España esconden Paradores de Turismo, hoteles de alta gama o restaurantes reconocidos a nivel nacional por la exquisitez de su servicio y de sus platos. Santillana del Mar, Almagro o Lerma son algunos ejemplos de ello.

Claustro de la Colegiata de Santillana
Claustro de la Colegiata de Santillana

En España hay 97 Paradores nacionales de alta categoría reconocidos por la prestigiosa cadena hotelera Paradores de Turismo y 11 de ellos están ubicados en alguno de Los Pueblos más Bonitos. “Queremos recordar que el viajero que busque turismo de lujo también puede hacerlo en los pequeños pueblos de nuestro país”, explica Francisco Mestre, presidente de la Asociación que trabaja para promover el valor de los enclaves rurales que salpican la geografía española.

En Santillana del Mar, villa marítima de Cantabria, el turista que demande un alojamiento lujoso podrá hospedarse en el Hotel Casa del Marqués de cinco estrellas, que le ofrecerá la oportunidad de retroceder varios siglos en el tiempo y de sumergirse en la mágica época medieval. Eso sí, con todas las comodidades actuales. Sus cuadros de época, sus suelos de mármol, y la predominancia de colores de nobleza en la decoración no dejan nunca al viajero olvidar que se encuentra dentro de una villa tan histórica como Santillana. Este hotel fue en su época la casa de la primera marquesa de la localidad.

En la misma localidad, se encuentra también un emblemático Parador, un lugar para el retiro y la calma, que mantiene las características arquitectónicas de la región.

Viajando hacia el sur de España, en el encantador municipio almeriense de Mojácar, encontramos otro de los 97 Paradores nacionales. Se trata de un alojamiento totalmente equipado que invita a contemplar los claros atardeceres sobre el azul del Mediterráneo y que es un emplazamiento ideal para conocer este pueblo de casas blancas próximo al Cabo de Gata.

El interior del país también ofrece al turista la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones de lujo. Uno de los ejemplos viene dado por el Parador de Almagro, ciudad de teatros y caballeros, no en vano este pueblo de la red puede presumir de tener el único corral de comedias español que se mantiene intacto desde el siglo XVII. El viajero podrá disfrutar allí de los edificios de arcilla roja (color almagro) de su casco histórico y de las visitas teatralizadas que se organizan y le permitirán evocar el pasado más teatral de nuestro país.

CLAUSTRO-PARADOR-de-Chinchon
Parador de Chinchón

Chinchón es, de momento, el único pueblo de la comunidad de Madrid dentro de la red. En este enclave de gran tradición artesana, encontramos un antiguo convento agustino convertido en Parador, con un gran jardín lleno de árboles frutales, como nísperos.

Dos pueblos extremeños de la red cuentan con sendos paradores de lujo, la monumental ciudad de Trujillo, con un Parador asentado sobre un convento del siglo XVI, y Guadalupe, recién incorporada la Asociación. Desde esta última, el visitante podrá conocer monumentos como el Real Monasterio de Guadalupe, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Algo más al norte, encontramos la ciudad salmantina de Ciudad Rodrigo, un enclave fronterizo con un entorno que mezcla el rico bagaje cultural de la noble Salamanca con marcadas influencias portuguesas, dada su proximidad con el país vecino. En el Parador de la ciudad de Miróbriga, el viajero podrá vivir una experiencia plenamente señorial rodeado de paisajes campestres.

El Parador de Puebla de Sanabria, en Zamora, se describe como una ventana abierta a la naturaleza. Esta villa, que cuenta con un conjunto histórico monumental, es perfecta para el turista amante de la naturaleza, que podrá realizar numerosas rutas de turismo verde y contemplar toda una variedad de paisajes en pleno contacto con el entorno natural.

El turista que quiera vivir la experiencia de pasar una noche en un antiguo Palacio Ducal de la época de los Austrias, podrá alojarse en el Parador de Lerma, pueblo que fue cuna de grandes personajes de nuestra historia, como el Duque de Lerma, y de gran influencia en obras de literatos, como José Zorrilla o Lope de Vega. El Parador está dentro de la impresionante Plaza Mayor de la localidad, una de las mayores de España, de casi 7.000 metros cuadrados.  

A SOS del Rey Católico, en Zaragoza, se le relaciona siempre con la figura de Fernando el Católico, nacido en esta villa. Es un pueblo de casas de piedra, fachadas con sillares, ventanas góticas, calles empedradas y una nutrida historia. En SOS, se puede encontrar un Parador con la arquitectura típica del estilo aragonés, gran luminosidad y un restaurante donde sirven exquisitos platos de la zona.

Además de estos impresionantes paradores que dan la opción al viajero de pasar unas vacaciones a todo lujo en algunos de los Pueblos más Bonitos de España, próximamente se abrirá un nuevo establecimiento en Tejeda (Gran Canaria), ciudad de almendros y montañas. Un establecimiento que ofrece la posibilidad de relajarse en su spa y en sus equipadas instalaciones en el interior de un bosque de pinos.


(Fuente: Asociación de los Pueblos más Bonitos de España)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*